Seguridad | 9 MIN | 23/02/2022

Grados de protección IP

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest

Antes de llevar a cabo cualquier instalación eléctrica, es importante conocer las condiciones ambientales del lugar de la instalación. Esto se debe a que cada entorno tiene unas características determinadas como: Temperatura, humedad, exposición al viento, posibilidad de que se moje con la lluvia… Cada dispositivo lleva una protección IP asignada, y esta, es la que determinará si el dispositivo es adecuado o no para el espacio dónde quiere instalarse

Vamos a profundizar un poco más.

¿Qué son los grados de protección IP?

Los grados de protección IP hacen referencia a una normativa internacional, que indica el nivel de protección de los equipos eléctricos o electrónicos frente a la entrada de agentes externos: Polvo o agua.

Si revisas los datos técnicos de equipos electrónicos o eléctricos como sensores, lectores, medidores, controladores, etc. seguro que encontrarás fácilmente códigos formados por las letras IP seguidas de dos dígitos, aludiendo a su grado de protección. 

La CEI o Comisión Electrotécnica Internacional, (también conocida como IEC por sus siglas en inglés), establece una normativa para clasificar los diferentes grados de protección de las envolventes de equipos eléctricos y electrónicos frente a agentes externos, especialmente factor humano o agentes medioambientales. O lo que es lo mismo: El grado de protección que tiene el recubrimiento exterior del equipo o dispositivo, frente a la entrada de cuerpos sólidos y líquidos (fundamentalmente polvo o agua).

Para interpretar el grado de protección IP, debes tener en cuenta que:


Web 1920 – 12

Web 1920 – 13 Web 1920 – 14
IP hace referencia a Ingress Protection y aparece siempre.

El primer dígito hace referencia a la protección del equipo frente a la entrada de elementos sólidos, y puede oscilar entre los valores 0 y 6.

El segundo dígito hace referencia a la protección del equipo frente a la entrada de agua, y puede oscilar entre los valores 0 y 8.

 

Así, el grado más bajo de protección que podemos encontrar es el IP00 y el más alto es el IP68. Como regla general, podemos decir que cuanto más alto es el grado IP, más protegido y aislado está el equipo frente a la entrada de agentes externos.

 

 

Un ejemplo 

Por ejemplo, tenemos un sistema de control de accesos con una protección IP67. 

El primer dígito (6) significa que dicho sistema tiene una protección total ante el polvo y otros agentes externos como por ejemplo la suciedad. 

El segundo dígito (7) nos asegura casi una protección total ante fenómenos metereológicos adversos como: bajas/altas temperaturas, lluvia o nieve.  

De esta manera, podemos saber que dicho sistema es apto para instalarse en fachadas exteriores y garantizar su durabilidad.

Para tener claro qué indica cada valor, lo mejor es que eches un vistazo a estas tablas.

¿Qué indica cada valor? 

Primer dígito. Hace referencia a la entrada de cuerpos sólidos

NIVEL DESCRIPCIÓN
0 Sin protección
1 Protegido contra la entrada de elementos sólidos de hasta 50mm.
2 Protegido contra la entrada de elementos sólidos de hasta 12,5mm.
3 Protegido contra la entrada de elementos sólidos de hasta 2,5mm.
4 Protegido contra la entrada de elementos sólidos de hasta 1mm.
5 Protegido contra la entrada de polvo (la cantidad que entra no intefiere con el funcionamiento del dispositivo).
6 Totalmente protegido contra la entrada de polvo.

 

Segundo dígito. Hace referencia a la entrada de agua

NIVEL DESCRIPCIÓN
0 Sin protección
1 No debe entrar el agua cuando se la deja caer, desde 200mm de altura respecto del equipo, durante 10 minutos (a razón de 3-5mm³ por minuto).
2 No debe entrar el agua cuando se la deja caer, durante 10 minutos (a razón de 3-5mm³ por minuto). Dicha prueba se realizará 4 veces a razón de una por cada giro de 15º tanto en sentido vertical como horizontal, partiendo cada vez de la posición normal de trabajo.
3 No debe entrar el agua nebulizada en un ángulo de hasta 60º a derecha e izquierda de la vertical a un promedio de 11 litros por minuto y a una presión de 800-100 kN/m² durante un tiempo que no sea menor a 5 minutos.
4 No debe entrar el agua arrojada desde cualquier ángulo a un promedio de 10 litros por minuto y a una presión de 800-100 kN/m² durante un tiempo que no sea menor a 5 minutos.
5 No debe entrar el agua arrojada a chorro (desde cualquier ángulo) por medio de una boquilla de 6,3 mm de diámetro, a un promedio de 12,5 litros por minuto y a una presión 30 kN/m² durante un tiempo que no sea menor a 3 minutos y a una distancia que no sea menor de 3 metros.
6 No debe entrar el agua arrojada a chorros (desde cualquier ángulo) por medio de una boquilla de 12,5 mm de diámetro, a un promedio de 100 litros por minuto y a una presión 100 kN/m² durante un tiempo que no sea menor a 3 minutos y a una distancia que no sea menor de 3 metros.
7 El equipo debe soportar sin filtración alguna la inmersión completa a 1 metro durante 30 minutos.
8 El equipo debe soportar sin filtración alguna la inmersión completa y continua a la profundidad y durante el tiempo que especifique el fabricante del producto con el acuerdo del cliente, pero siempre que resulten condiciones más severas que las especificadas para el valor 7.

 

Adicionalmente, a la hora de elegir equipos para una instalación de Seguridad es importante tener en cuenta la resistencia que ofrecen dichos equipos a los impactos, para garantizar un mínimo mantenimiento y la durabilidad de los equipos a lo largo de los años. Este nivel de resistencia se mide con el llamado grado de protección IK, que se refiere a la resistencia que los equipos o encapsulados de materiales eléctricos ofrecen contra golpes mecánicos externos. El grado IK varía desde el 0 (mínima resistencia) hasta el 10 (máxima resistencia). 

Desde NÜO Planet estamos muy concienciados con la durabilidad de nuestras soluciones, resultando en una gama de control de accesos y videointercomunicación que mantendrá su belleza, aspecto y funcionalidad a lo largo de los años. Por eso, en los equipos de exteriores y aquellos que requieren un uso intensivo siempre optamos por trabajar con los niveles de protección más altos: nuestros equipos son IP65 e IP67 y tienen una resistencia al impacto de IK08. Si quieres conocer nuestros sistemas más resistentes con más detalle, te dejamos los enlaces a algunos de nuestros equipos especialmente diseñados para trabajar en exteriores bajo condiciones climáticas adversas:

 
 
 imagen_ip_ambientes_awa_sky_surf@2x-min

En NÜO creemos en la tecnología y la innovación para contribuir al desarrollo y mejorar la vida de las personas.

¿Quieres saber más de nosotros? Clica aquí

Descubre las soluciones NÜO

Solicita nuestra DEMO Gratuita y encuentra el Sistema de Control de Accesos que necesitas.

Solicitar DEMO
img-mandos

Escrito por:   NÜO Planet

Categorías:   Seguridad